Acessibilidade

AA

Los desafíos culturales de una empresa en crecimiento
A

Cuando pensamos en una empresa de alto crecimiento inmediatamente nos vienen a la mente nombres relevantes en el mercado, como Facebook y Google, que se han consolidado no solo por un entorno económico vigoroso, sino también por una fuerte cultura y marca empleadora. ¿Y qué son exactamente estas empresas de alto crecimiento?

El concepto de empresa de alto crecimiento (HCS) va más allá de su capacidad de generar empleo y un escenario económico próspero. Podemos entenderlos desde dos concepciones. El primero se refiere a un determinado rango de empresas que muestran un mayor crecimiento durante un determinado período de tiempo, por ejemplo las 100 empresas que experimentaron una mayor evolución en 2021. Otra posible forma de definir las EAC es a partir de su acelerado ritmo de desarrollo en un período de tiempo limitado y visible, como aquellos que crecieron al menos un 20% anual durante 3 años seguidos.

En este contexto, el surgimiento y el éxito de las EAC se ven favorecidos por la disponibilidad de dos factores: la demanda del mercado y la innovación. Es decir, cuando esta empresa sea capaz de ofrecer a sus clientes un producto que satisfaga sus dolores y necesidades con calidad e innovación.

Nuestro contexto de alto crecimiento y los desafíos de este camino

En netLex tenemos la misión y el compromiso de “hacer que los acuerdos sean simples y seguros” y esto ha alimentado el escenario de gran expansión que hemos vivido en los últimos años. Solo en 2020 pudimos triplicar nuestros ingresos con una tasa de crecimiento registrada del 260%. En 2021, los ingresos casi se duplicaron en comparación con el período anterior. Nuestros colaboradores, también en este último año, hubo un incremento significativo, llevándonos de 42 a casi 100 netlecos al cierre del año. Y, para 2022, ¡esperamos que estos números crezcan aún más!

Pero con toda esta expansión surgieron desafíos inevitables. En este escenario, nos encontramos ante el impasse de mantener valores sólidos que guíen a la organización en medio de los continuos y acelerados cambios que permean nuestro contexto. Además, la pandemia nos ha traído un nuevo e inesperado desafío: el de mantener nuestra unidad y cultura en un contexto 100% remoto.

Es natural que, a medida que la empresa crece, cambie sus procesos y escenarios, pero sus valores deben seguir siendo siempre los mismos. Si has leído nuestro artículo sobre “Los cuatro pilares culturales de netLex” ya habrás visto que nuestra misión y valores son los principios que fortalecen y rigen nuestro contexto organizacional y que, cuando miramos dentro de ellos, somos capaces de mantener la “casa organizada” ante los retos que se puedan presentar.

Desde esta perspectiva, el cuidado en la preservación de nuestros valores ya se perfila incluso antes de la llegada de nuestros netlecos. De esta forma, utilizamos nuestro proceso de selección como herramienta para analizar la alineación de los candidatos con nuestros valores culturales. Esta práctica nos permite asegurar la cohesión del equipo y el mantenimiento de nuestra cultura organizacional incluso ante un crecimiento tan acelerado.

Los ritos de la cultura también nos apoyan en esta misión, mediando las relaciones, la toma de decisiones y favoreciendo la compartición de saberes, el intercambio de aprendizajes, el alineamiento de la información y la comunicación asertiva.

La pandemia vino a cambiar la forma de trabajar y a abrir un nuevo abanico de posibilidades en cuanto a los procesos laborales. Durante este período establecimos el propósito de promover, sobre todo, la inclusión de todos los colaboradores a través de la consolidación de nuestros ritos que nos permitieron y nos siguen permitiendo estar cerca aún en la distancia.

De esta forma, además de promover encuentros semanales, como nuestro All Hands, estimulando la comunicación y asegurando el alineamiento entre todos en la empresa, también incluimos quincenales momentos de relajación a través del propio chat con nuestro grupo Alegrias do Home Office, cuyo objetivo es promover intercambios que van más allá del ámbito laboral.

Actualmente, con el fin paulatino del aislamiento social, seguimos el modelo híbrido de trabajo. Esto permite que los empleados residentes en BH puedan volver a trabajar en la oficina, si así lo desean, además de mantener la flexibilidad del régimen 100% remoto para quienes residen en otras localidades o para quienes se han adaptado a este formato y desean que siga siendo así.

Nuestra mentalidad se guía por la filosofía Remote First, que garantiza una experiencia igualitaria tanto para quienes eligen el régimen de trabajo presencial como para quienes continúan trabajando desde casa. Por ello, siempre hacemos hincapié en que, aunque la mayoría de los empleados trabajen de forma presencial, nuestra forma de trabajar será principalmente remota.

¡Nuestro compromiso, por lo tanto, es afrontar estos y los próximos retos que se presenten siempre juntos! Si estás interesado y quieres ser parte de esta trayectoria con nosotros, ¡inscríbete haciendo clic aquí, hay oportunidades para quienes hablan español fluente!